miércoles, 25 de abril de 2018

Castañeda y su patito. Martes, encuesta en FB: ¿Anaya creció, Meade bajó, AMLO perdió (o todo lo contrario)?

@FedericoArreolamié 25 abr 2018 06:56
 
  
 
Los analistas Sergio Zaragoza y Aldo Campuzano nos dirán en unos pocos días cómo van los candidatos presidenciales
Los analistas Sergio Zaragoza y Aldo Campuzano nos dirán en unos pocos días cómo van los candidatos presidenciales
Foto propiedad de: Internet

Jorge El Güero Castañeda es un viejito ocurrente. En El Financiero ha criticado al PRI por difundir encuestas patito, solo para, inmediatamente después de ello, presumir su propia encuesta patito, la de Massive Caller, que tiene muy cerca al candidato del Güero, Ricardo Anaya, del líder, Andrés Manuel López Obrador.
Castañeda no solo es ocurrente, sino honesto. Lo fue, por ejemplo, al admitir en un diálogo entre estrategas de candidatos, frente a Tatiana Clouthier, que él es un viejito todavía más añoso que el mismísimo Andrés Manuel.
Tan admirable y reconocida es la honestidad intelectual de El Güero Castañeda, que sorprende para mal que dé por buena, en un artículo periodístico —no en un spot de campaña— una encuesta chafa como la de Massive Caller que, evidentemente, forma parte de la estrategia propagandística de la coalición PAN-PRD-MC.
Todavía no sabemos nada acerca de los verdaderos efectos del debate, excepto que según algunas encuestas telefónicas serias, como la de Alejandro Moreno, de El Financiero, lo ganó Anaya.
No me voy a pelear con la percepción de tanta gente: si dicen que ganó el candidato del PAN-PRD-MC, pues él ganó, y ya.
Eso sí, en el post-debate ya no le fue tan bien porque la gente de Morena exhibió que, durante el encuentro de candidatos, para atacar a AMLO el señor Anaya recurrió a algunas mentiras, lo que le descalifica.
Pero, más allá de sus falsedades, acepto que Anaya ganó el debate. ¿Y qué con eso?
¿Crecerá Anaya en las encuestas? ¿Cuánto? ¿Ya superará a José Antonio Meade en los estudios de México Elige —aplicados al universo mexicano de usuarios de Facebook— que publica cada quince días SDP Noticias? ¿Se cayó Meade y qué tanto si acaso ocurrió? ¿No ha afectado el resultado del debate al candidato del PRI? ¿Disminuyó la ventaja de López Obrador y en qué medida? ¿Sigue Andrés Manuel exactamente como estaba?
Para responder tales dudas, el próximo martes —quizá, si lo consideramos conveniente, el lunes en la noche— la encuesta de México Elige.
Los analistas Sergio Zaragoza y Aldo Campuzano nos dirán en unos pocos días cómo van los candidatos presidenciales. 
El señor Castañeda, que más sabe de estos temas por viejo que por diablo, tendrá así una encuesta seria para que la analice y se deje ya de andar exhibiéndose como un mal propagandista esgrimiendo estadísticas de encuestas chafas hechas solo para agradar a su candidato.
A su edad, a Jorge no le queda decir que los patitos que le endulzan el oído a Anaya son cisnes elegantes dignos de la mayor credibilidad.

Ni el miedo ni la mugre, AMLO el fenómeno

@rasocasmié 25 abr 2018 10:21
 
  
 
El ruido que la mafia está armando con sus cuatro cachorros en contra de Andrés Manuel, es un intento más de su fallida estrategia para bajarlo de las preferencias electorales.
El ruido que la mafia está armando con sus cuatro cachorros en contra de Andrés Manuel, es un intento más de su fallida estrategia para bajarlo de las preferencias electorales.
Foto propiedad de: Internet
Dicen los que saben que el conflicto es el motor de la historia. Si esto es así, resulta explicable lo que sucedió en el debate del domingo y en lo que se da en la política nacional. Los actores que se han atribuido el derecho de querer encabezar la gobernanza en este país nos están proporcionando lo que son, sus debilidades y su falta de propuestas. Cuatro sólo hablaron de López Obrador porque creen falsamente que eso les dará votos para que estén en condiciones de competir con el candidato puntero. ¡Se equivocaron de estrategia! Los cuatro pumas de Meade resultaron unos gatos cualquiera incapaces de proponer algo distinto a las propuestas de AMLO. Se dedicaron a injuriarlo, a inventarle mentiras y agravios cuando ellos no presentaron opciones distintas a las de él porque su mediocridad va de la mano de la corrupción y porque finalmente son títeres del sistema.
Para muchos existe la creencia de que estamos participando en una batalla que no es precisamente contra molinos de viento. En esta contienda por la justicia, la libertad y la recuperación del país, el pueblo se está enfrentando a una siniestra cofradía integrada por la burguesía y el resto de los partidos paleros, construidos para defender y vivir del sistema. Desde hace siglos la clase dominante y sus compinches, han vivido de la explotación de la fuerza de trabajo de los asalariados y de las prebendas que el sistema paga a los líderes de esos partidos para tenerlos sometidos. Los que hoy enfrentan al candidato de la Coalición Juntos Haremos Historia, son los peones de un sistema podrido cuya mugre está saliendo por todos los albañales.
El pueblo, sin embargo, como el Quijote de Miguel de Cervantes Saavedra, no está dispuesto a retroceder en la defensa de sus legítimos derechos, ahora conculcados por la mafia que gobierna el país. Los millones de mujeres y hombres que caminan por montañas, valles y ciudades para organizar y expresar su apoyo a López Obrador, es un fenómeno inequívoco de que algo profundo y trascendente se está rompiendo en lo más recóndito del alma y de la conciencia del pueblo. Millones de mexicanos queremos diseñar un país en el que haya igualdad, derechos y libertades para todos. Un país en el que la civilidad, la cultura, el trabajo, el descanso y la dignidad se conviertan en los valores que enorgullezcan a las actuales y nuevas generaciones.

Es verdad que nos faltan cosas importantes por construir para no volver jamás a vivir las pesadillas que nos impone la clase dominante. Necesitamos un partido anclado en la conciencia de la clase trabajadora que responda a los intereses de la mayoría de la población. Un partido incluyente, democrático con una dirección revolucionaria capaz de impedir que la burguesía y sus achichincles nos traten como arrimados en nuestra propia casa. Los políticos, para gobernar, decía Michael Oakeshot, “tienen que ir no a la cocina, a los antros, o a los restaurantes, sino al lugar donde están los problemas. Es allí donde se aprende, donde se pierden los miedos, donde se juntan y se soldan las voluntades de la gente. Es la unión que sirve para cambiar cosas, lo que fortalece el espíritu de las mujeres y los hombres” .
Tiene razón López Obrador cuando dice que sus contendientes son todos blanquitos  porque no les da el sol, porque no salen de los antros, de los restaurantes, de los conciliábulos. En el debate se reflejó quien anda por el país soportando los calores y quemándose la cara mientras los cuatro burócratas se lavan la cara con leche de arroz para verse brillantes y deslavados, como muestra de que no salen de los antros y de los restaurantes. En estos lugares no están ni los problemas ni se sienten los sudores y las penas de la gente. Los que rodean a los candidatos del sistema no son poseedores más que de la virtud de robar. Ninguno de ellos conoce el país y menos a sus habitantes. ¡Viven pegados al poder y a la corrupción!
                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                         
El ruido que la mafia está armando con sus cuatro cachorros en contra de Andrés Manuel, es un intento más de su fallida estrategia para bajarlo de las preferencias electorales. Quieren paralizar la actividad política y social que a lo largo y ancho del país se está expresando con miles de activistas y con millones de ciudadanos que votarán por Obrador. En los candidatos sistémicos campea la incertidumbre y no son pocos los que ya empiezan a declinar en favor de su jefe porque siempre fueron unos simuladores y unos transas de la política. En cambio, el entusiasmo por la victoria se multiplica a favor de AMLO como un repudio al PRI y a sus compinches.
Ejemplos luminosos los hay en todas partes y en todos los sectores sociales. Si se tratara de acrecentar nuestros ánimos por lo que vendrá a favor de nuestro pueblo el 1º de julio, narro un pasaje de la indígena boliviana, aimara de raza, en el momento en que la burguesía atosigaba a la gente diciéndole que Evo Morales iba a llevar a su país a la ruina porque él era indígena, inculto, no hablaba inglés y no era capaz de conducir los destinos de su nación. Domitila Chungara, nombre de esta mujer, respondió a la sesgada pregunta que sobre este tema le hizo un chayotero boliviano: “Tengo mucho miedo, es verdad” “Pero es un miedo a recordar, a vivir y a morir como vivimos hasta ahora. No es el miedo de ser, de reconocernos en toda nuestra espléndida y poderosa plenitud a partir del cambio que viene”. ¡Y Evo, llegó!
NACIONAL

Meade, AMLO y los departamentos

mar 24 abr 2018 16:42
 
  
 
NACIONAL

Meade, AMLO y los departamentos

mar 24 abr 2018 16:42
 
  
 
NACIONAL

Meade, AMLO y los departamentos

mar 24 abr 2018 16:42
 
  
 

NACIONAL

Meade, AMLO y los departamentos

mar 24 abr 2018 16:42
 
  
 

El avión del terror en el que viaja EPN y AMLO quiere vender a Trump

@FedericoArreolamar 24 abr 2018 07:00
 
  
 
La única vez que el talentoso Videgaray se equivocó no por hacer un mal cálculo, sino por calcular económicamente lo que era un tema político
La única vez que el talentoso Videgaray se equivocó no por hacer un mal cálculo, sino por calcular económicamente lo que era un tema político
Foto propiedad de: Internet

“Cuando se viaja en avión solamente existen dos clases de emociones: el aburrimiento y el terror”. Orson Welles
Ha dicho el presidente Enrique Peña Nieto que el avión presidencial ni es de él ni, tampoco, de Andrés Manuel López Obrador.
Pero EPN, como presidente, podría ordenar su venta. De hecho, en 2015, Peña Nieto ordenó a su entonces secretario de Hacienda, Luis Videgaray, analizar si convenía o no vender esa aeronave cuya compra fue decidida en el periodo de Felipe Calderón.
Videgaray llegó a la conclusión de que, en términos económicos, no era conveniente vender el avión presidencial.
Recuerdo que le dije a un importante funcionario que esa era la primera vez que veía al talentoso Videgaray equivocarse: “Porque el tema no es comercial, sino político, de imagen del presidente de la República. No vender el avión será el mayor error del sexenio”.
El mencionado funcionario, que trabaja cerca del presidente EPN, me dijo que el equivocado era yo: “Las críticas por el avión durarán unos cuantos días, y después se olvidarán”.
Casi tres años después el avión presidencial sigue dañando a Enrique Peña Nieto, a su gobierno, a su partido y a su candidato presidencial.
Es cierto, Andrés Manuel hace mal al andar ofreciendo en venta —y a Donald Trump, carajo—, lo que no es de él.
Pero, pronto, si las encuestas no se equivocan, AMLO recibirá de manos de Peña Nieto la banda presidencial y, a partir de ese momento, podrá ordenar la venta del avión que no pertenece a ningún mexicano en especial, pero que sí tiene derecho el gobernante en turno a venderlo si lo considera de beneficio para el país.
Si Videgaray en 2015 hubiera hecho un cálculo político y no económico hoy, probablemente, el candidato del PRI, José Antonio Meade, pelearía con AMLO el primer lugar en las encuestas electorales.
Habría sido la venta del avión presidencial un parteaguas. Pero no ocurrió y hoy Meade, a pesar de que viaja en austeros vuelos comerciales, sufre por un avión que casi seguramente terminará por ofrecerse al mejor postor.
Tiene razón Orson Welles: “Cuando se viaja en avión solamente existen dos clases de emociones: el aburrimiento y el terror”. El avión presidencial mexicano ha sido para uno de los mejores gobiernos de la historia, el de EPN que cambió a México con las reformas estructurales, una historia de terror.

AMLO cuenta con programa para pasar de la guerra a la paz; mientras los medios tratan de manipular la propuesta de amnistía, los ciudadanos sabrán reconocerla: Tatiana Clouthier

Durante un debate entre los coordinadores de campaña de los cinco candidatos presidenciales, Tatiana Clouthier, quien representó a Andrés Manuel López Obrador, defendió la propuesta de amnistía y señaló que en México ya se ha utilizado en dos ocasiones: con el Ejército y con los zapatistas, de acuerdo con El Financiero.
En el Club de Industriales, Aurelio Nuño, Jorge Castañeda, Rodrigo Ocampo, Fausto Barajas y Tatiana Clouthier sostuvieron un postdebate para precisar los planteamientos de José Antonio Meade, Ricardo Anaya, Jaime Rodríguez Calderón, Margarita Zavala y del morenista Andrés Manuel López Obrador.
La coordinadora de la campaña del candidato de la coalición Juntos Haremos Historia aseguró que el político de izquierda cuenta con un programa integral para “pasar de la guerra a la paz”, y aclaró que la amnistía será sólo si las víctimas están de acuerdo.
“Un proceso que efectivamente incluiría si, sólo si están de acuerdo las víctimas, como él lo dijo una y otra vez, el tema de la amnistía. Cuando hablamos de amnistía, Andrés Manuel ha dicho que este es un instrumento más para el proceso de paz; la amnistía no quiere decir perdonar a criminales, estamos considerando que tiene que pasar por el Congreso, no sólo es una decisión del presidente”, dijo.
“Estamos considerando atender las causas (de la delincuencia) y estas personas que están hoy en día en las cárceles: los que son criminalizados, como los jóvenes, que por un consumo o venta de droga, por menos de 200 pesos están en la cárcel. Tenemos a las mujeres, llamadas ‘mulas’, personas mayores, campesinos que se ven a la merced y (son) sometidos del crimen organizado”, señaló Clouthier.
La coordinadora también consideró que “mientras los medios de comunicación tratan de manipular la propuesta de amnistía, los ciudadanos sabrán reconocerla”.
Al respecto, Jorge Castañeda, de la campaña de Ricardo Anaya, del que aseguró fue el ganador del debate presidencial del domingo, criticó que así como López Obrador “nadó de muertito” en el encuentro con los otros candidatos, sus colaboradores tampoco se prepararon para este encuentro, porque consideró que Clouthier sigue sin explicar si plantean, o no, perdonar a los criminales.
Aurelio Nuño, de la campaña de José Antonio Meade, subrayó que si los demás candidatos no entienden que el verdadero problema es la impunidad, para lo que se necesitan estrategias de inteligencia, entonces presentan este tipo de propuestas para garantizarle la libertad a los delincuentes, de acuerdo con la misma publicación.
Durante el encuentro, quien se llevó rechiflas y cuestionamientos fue el representante de El Bronco, Rodrigo Ocampo, por el planteamiento que hizo el candidato independiente sobre cortarle las manos a los delincuentes.
Al respecto, aclaró que “la propuesta no es para cualquier delincuente, sino para los funcionarios que hagan mal uso de los recursos públicos y traicionen a la sociedad”.

De la defensa a la crítica, se viraliza video de hablando sobre la estrategia de