lunes, 17 de agosto de 2009

Honorabilidad, confiabilidad y profesionalismo

Por Polimnia Romana
17 de Agosto, 2009 - 00:00
Justo los tres atributos carentes en las administraciones pasadas y presente, es lo que solicitará el nuevo presidente del PAN, César Nava, en la persona que habrá de sustituir a Arturo González de Aragón, actual titular de la Auditoria Superior de la Federación (ASF), si acaso procede su petición ante el Congreso.

Nos queda claro que el intento de remoción que pretende el partido gobernante obedece, en primer lugar, a la deshonestidad de la gestión Foxista exhibida por la ASF, cuyo gobierno dispuso de una cifra histórica de recursos públicos que fueron a dar al caño de la corrupción. Y, en segundo lugar, porque la ASF ha documentado irregularidades por más de 60 mil millones de pesos durante 2007, primer año del calderonismo, un monto que representa casi el doble del registrado durante el último año de Fox, con lo que pone en evidencia la opacidad e irregularidades del gobierno actual en el uso de los recursos públicos.
César Nava, igual que su antecesor Germencito Mentiras, tomará el camino de la descalificación y la guerra sucia para intentar tapar la escandalosa corrupción que impera en el gobierno usurpador, impuesto a la mala, así, con esa misma estrategia de hablar mal del otro porque nada bueno tienen que decir de sí mismos.

Desafortunadamente para ellos, y afortunadamente para nosotros, en las pasadas elecciones perdieron tanto, que sólo será posible la remoción del Auditor si se unen a él legisladores de otros partidos, y de hacerlo estarían también actuando para cubrirse las espaldas y no porque Arturo González de Aragón carezca de honorabilidad, confiabilidad y profesionalismo.

Por cierto y hablando de honorabilidad, al leer la impecable columna del maestro Miguel Ángel Granados Chapa, me pregunto cómo es posible que los verdaderos responsables de la matanza de Acteal, Ernesto Zedillo, Emilio Chuayffet y Julio César Ruiz Ferro, hoy libres de polvo y paja por decisión de la Corte, se paseen tan tranquilos con la "honorabilidad" de haber ostentado un cargo inmerecido, por falta de confiabilidad y profesionalismo precisamente.

Muchas cosas nos faltan por ver en el país de la impunidad y el amiguismo, en la tierra donde los hombres valientes son denostados, acribillados y muertos por los representantes de los grandes intereses monetarios.

Aún así, la esperanza sigue recorriendo caminos y pueblos polvorientos en busca de la transformación pacífica de México, y cada día avanza con la razón y la verdad como banderas