miércoles, 17 de noviembre de 2010

Los logros de la austeridad de AMLO--- Víctor Hernández

La señora Amalia López Celis tiene 112 años. Oriunda de Puebla, vive en la Ciudad de México desde 2007.

Ayer, martes 16 de noviembre de 2010, la señora Amalia recibió su credencial de pensión alimentaria del Gobierno del DF durante el informe de labores de la Directora del Instituto para la Atención a los Adultos Mayores del DF (IAAM), Rosa Icela Rodíguez, convirtiéndose en una de las casi medio millón de personas mayores en el DF que reciben una pensión alimentaria de casi 900 pesos al mes.

Rosa Icela Rodríguez reveló que la Ciudad de México es la más longeva no sólo de México, sino de América Latina, con varias veces más personas de más de 100 años que Asia y con la mayor expectativa de vida del país.

Es además la única en el país que tiene un programa de atención a los Adultos Mayores. Ni a nivel federal existe un programa similar. Es por eso que a 135 mil personas que viven en el Estado de México se les rechazaron sus peticiones de pensión del DF; por no cumplir con el requisito de residencia.

Lo cual, desde luego, habla muy mal de Enrique Peña Nieto. Todo el dinero que se gasta en spots ¿y no es capaz de atender a los adultos mayores?

Las pensiones de los viejitos iniciaron cuando AMLO era Jefe de Gobierno del DF. Se pudieron sostener de manera permante gracias a que en diciembre de 2003 la ALDF, ya con mayoría perredista, aprobó la Ley de Austeridad de AMLO, la cual redujo los ingresos de la alta burocracia del DF, limitando, por ejemplo, el sueldo del Jefe de Gobierno a 54 salarios mínimos, y eliminando bonos y prestaciones onerosas.

"No se autorizarán bonos o percepciones extraordinarias, gastos de representación,
ni la contratación de seguros de gastos médicos privados para ningún servidor público del
Gobierno del Distrito Federal", establecía la ley impulsada por el Peje.

Qué diferencia cuando se compara con el sueldo de Enrique Peña Nieto, quien en 2009 tuvo un sueldo neto de más de 147 mil pesos al mes. Y qué diferencia cuando se le compara con el sueldo neto de Felipe Calderón de más de 160 mil pesos al mes.

Gracias a la austeridad de AMLO el GDF pudo darle pensiones a los adultos mayores y sostener otros programas sociales. Gracias a la rapacidad del PAN y del PRI, el país está en ruinas.

Por eso mejor AMLO 2012.

--
PD: Que dice Hacienda que el sueldo de Calderón no subió, sino que bajó 2.5% en términos reales en el Presupuesto de Egresos de 2011 respecto al presupuesto de 2010. Hacienda debería aclarar qué parte fue la que disminuyó: el sueldo base de 40 mil pesos al mes, la bonificación garantizada de 160 y tantos mil al mes, el bono por "riesgo", o alguna otra de las prestaciones onerosas de Calderón que hacen que su ingreso sea mayor a meros 160 mil pesos al mes. Mario Di Costanzo, mientras tanto, señala que Hacienda miente, ya que él reservó precisamente la parte del presupuesto con el aumento para Calderón.